Home » El arte, es el arte » Banderas de plegaria

 

Las banderas de oración son una de las imágenes más representativas de países como Tíbet, Nepal y Buthan; una presencia constante que, desde lo más alto de las pagodas, los tejados y los árboles, parece estar celebrando una fiesta sin final, llenando el ambiente de alegría.

Es una una grata imagen, cientos de banderas de colores moviéndose al compás del viento, sin saber más allá del significado y su profunda espiritualidad, las banderas de oración transmiten buenas vibraciones que hacen percibir al mundo con mayor positividad.

Pero, ¿cuál es el verdadero significado de estas banderas?

Las banderas de oración tienen su origen en el Bön (El Bön es una antigua tradición chamánica y animista tibetana anterior a la llegada del budismo. El Bön influyó mucho en las creencias del Budismo Tibetano, creando una especie de sincretismo religioso.), una de las tradiciones y creencias que existían (y todavía existen) en el Tíbet antes de la llegada del budismo. Entre sus muchas prácticas, los seguidores del Bön colgaban banderines de color blanco, amarillo, rojo, azul y verde, en representación de los cinco elementos (agua, tierra, fuego, espacio y aire), creyendo que estos les protegían.

 

Cuando el budismo llegó al Tíbet, adoptó las banderas del Bön e introdujo en ellas los mantras e iconografías que le eran propios. Del mismo modo, el hecho de colgar las banderas cambió ligeramente de propósito: se trataba ahora de situarlas en el punto más alto posible, donde fuesen rozadas por el viento, para que éste se purifique y lleve consigo las bendiciones y buenos deseos escritos en ellas. En su forma más tradicional un dibujo representando al “Caballo del Viento”, simboliza la fortuna y la suerte, y es el encargado de hacer que estas plegarias lleguen a quien lo necesita.

Este caballo es conocido como el Caballo de Viento y le otorga a las banderas su nombre en tibetano “Lung-Ta”. Las tres joyas simbolizan a Budha (el estado de Iluminación), el Dharma (las Enseñanzas budistas) y la Sangha (la Comunidad budista).

Cuando se las ve, la intención de orar y trabajar por el bienestar de los demás se vuelve a encender. Así, el viento como la mente, lleva las bendiciones a lo largo del campo, y por el mundo.

También ver esta bandera tiene un beneficio práctico de recordarles a las personas que estén atentas al Dharma cuando realizan sus negocios. Al ver una bandera inmóvil o volando en la brisa, recordamos la llamada para orar por el bienestar de todos los seres, trabajar para provocar la virtud, la bondad, la curación y la felicidad en todo el mundo.

Las banderas de oración se imprimen tanto en bloques de madera como en telas coloreadas, tradicionalmente de los colores azul, blanco, rojo, verde y amarillo.

El mantra habla en favor de la bondad para cada ser viviente en este mundo. La traducción literal dice:

Pueda cada ser viviente tener una vida sin temor, sin sufrimiento, sin desdicha, una vida con inteligencia, saludable, exitosa, bien orientada y con riqueza.”

Este tipo de banderas se pueden regalar como una bendición a personas recién casadas, en funerales, a dignatarios e incluso a las personas de negocios de todo el mundo. Para algunos occidentales que desconocen esta tradición, les puede parecer un poco folklórico al principio, o de aspecto campestre. Pero, hay un poder real en estas banderas para activar los corazones y mentes de las personas en busca de la felicidad en el mundo. Además, los mantras son oraciones que prolongan la vida y la buena fortuna de las personas que colocan las banderas.


Las banderas desgastadas en sus componentes son usualmente renovadas cada Nuevo Año tibetano.

Cuando debido al agua o al paso del tiempo las banderas se desgastan, son cambiadas por otras para iniciar un nuevo ciclo. Este cambio, que normalmente se realiza el día del Año Nuevo Tibetano (a finales de febrero), simboliza también otro de los grandes pilares del budismo, según el cual todo es perecedero, pero al mismo tiempo, todo nace de nuevo.

 

Artículos Relacionados:




3 Responses so far.

  1. Susana says:

    Sat nam.
    Aqui en México se puden conseguir?? Estan Hermosas.
    Saludos.

  2. Que hermosa tradición, plena de espiritualidad y recordatorio de nuestro efímero paso y retorno por esta tierra.

Leave a Reply