Home » El arte, es el arte » Cultura Rapa-Nuí

 

Isla de pascua

Nombre en honor al domingo de pascua que fue descubierta por el explorador Holandés Jacob Rogeeveen en 1722 mismo que se quedo perplejo al ver estas maravillas…

Pero la historia cuenta que hace más de 1.500 años, en esa isla remota situada en medio del océano Pacífico sur,  llegaron un grupo de valerosos polinesios, al mando de su ariki (rey) Hotu Matu’a, en busca del Te Pito o Te Henua, “El ombligo del mundo”, considerado el centro de la cosmovisión polinésica.

Pasaron algunos siglos para que los primeros colonos se establecieran definitivamente en la isla y crecieran como una nueva comunidad. Pero sus fuertes tradiciones impulsaron a los polinesios a mantener y venerar sus raíces evocando sus ancestros y su cultura. En los tiempos en que fueron creados los Moais, siglo X d.C. aproximadamente, constituían la principal actividad de los isleños, predominaban sobre tareas esenciales para la subsistencia como la agricultura y la pesca.

Los Moais impresionantes esculturas de piedra volcánica mirando al astro rey (sol); se pueden apreciar en toda la isla (887 esculturas algunas todavía dentro de las minas Rano Raraku)

En esa época, se llegaron a erigir 300 altares ceremoniales y cerca de 600 Moais, fuerte expresión del poder de los sacerdotes y de la nobleza. Según los relatos y las investigaciones antropológicas, fueron épocas pacíficas en las cuales la población alcanzó los 10 mil habitantes.

A diferencia de los polinésicos, que fueron confeccionados en madera, los Moais de Rapa Nui fueron esculpidos en piedra volcánica, que se extraía de la cantera del volcán Rano Raraku. En general miden 4 metros de altura, con la excepción del Moai Paro, que llega a los 10 metros.

Los maestros artistas trabajaban la roca con cinceles de basalto y, luego de terminar la primer etapa del Moai, lo trasladaban con ayuda de cuerdas vegetales al lugar donde se emplazaba el ahu (altar). Una vez levantado, se le tallaban los ojos, nariz, las orejas alargadas y se tatuaba la espalda.

En un ritual presidido por el ariki, el Moais era honrado del poder para proteger el linaje y la isla, y después de esta ceremonia se le colocaban los ojos de coral blanco y obsidiana, y un sombrero de escoria roja parecido al turbante de los arikis, que simbolizaba su divinidad.

Siendo así la máxima expresión de la cultura RAPA NUI

HOY POR HOY

Las costumbres del pueblo Rapa Nui conserva una gran cantidad de ritos, ceremonias, creencias ancestrales, algunas de sus practicas variaron, pero los antiguos conceptos como Mana y Tapu siguieron. El Mana es la magia o poder sobrenatural y esta en manos de los espíritus.

Aringa ora o Koro, es la fiesta del año nuevo indígena, que en ella se celebra el ciclo anual de la vida, se relaciona con la fertilidad y productividad, esto se celebra para el solsticio de invierno.

Esta isla posee una cultura astronómica: observatorios para estudiar las estrellas, textos milenarios… una riqueza que evidencia las huellas de otras civilizaciones; pero unas tan ambiguas y secretas que formulan preguntas sin respuesta. Se ha llegado a plantear la posibilidad de que esos primeros pobladores procedieran de las estrellas.

Hoy en día se dice que las estatuas de la Isla tienen cuerpo, estas estatuas visibles hasta el torso, ocultan muchos secretos, ya que investigadores privados han descubierto recientemente que una de las estatuas tiene muchos escritos en el cuerpo y esta enterrado bajo la tierra, y revela la existencia de un cuerpo y manos.

       

Artículos Relacionados:




Leave a Reply