Home » Bienvenida » Dejar ir

Hay circunstancias que aun a pesar del tiempo transcurrido o el espacio que hay de por medio, siguen tan presentes y tan latentes como la sangre que corre por nuestras venas en este momento. ¿por qué nos cuesta tanto trabajo “dejar ir”?

No estamos acostumbrados ni mucho menos se nos enseña la difícil pero necesaria tarea de soltar a las personas que entran y salen de nuestra vida. Los procesos mentales y sentimentales que ocurren en nuestro interior son completamente orgánicos, es decir, tienen un ciclo de vida que al igual que todo ser vivo, nacen, crecen, maduran y luego mueren, pero es justo en la ultima etapa en la que nosotros entorpecemos ese proceso al querer retener a toda costa sentimientos o personas, porque tenemos la idea equivocada que si los dejamos morir, entonces las personas que nos acompañaron en ese viaje se marcharán junto con ellos; entonces luchamos contra nosotros mismos para paralizarlos bajo cualquier circunstancia creando el espejismo de que, aunque en la realidad se han marchado, siguen existiendo de alguna u otra manera. En nuestra cabeza queremos y deseamos una versión distinta de lo que hemos vivido y por eso no los podemos soltar, nos negamos a la inevitable verdad de que no podemos cambiar la historia.
Pero “soltar” o “dejar ir” a una persona no significa que la olvidemos. Ese es precisamente el error que cometemos. Si nos ponemos a pensar, nuestra vida entera esta llena de encuentros, de personas que entran y salen sin avisar, desde aquellos compañeros de la escuela, profesores, amistades, familiares, romances; todo el tiempo hay seres conviviendo pequeños o grandes momentos que por alguna circunstancia deben seguir un camino distinto al nuestro. Nadie, pero absolutamente nadie esta condicionado a permanecer al lado de otra persona por una existencia entera, si partimos desde ese punto, nos damos cuenta que constantemente sufrimos el sentimiento de “abandono” de estas personas, todo el tiempo nos lastimamos pensando que la gente “se va” de nuestra vida, pero ¿alguna vez has pensado que tu también te has ido?

goodbye_my_lover_by_Herzstation Moy

Nosotros también hemos visitado otras vidas, nosotros también hemos dicho adiós para seguir nuestro camino, nosotros también nos hemos ido. Si entendemos estos acontecimientos podremos comenzar a ver ambos lados de la moneda y entender que cada individuo esta en la aventura de encontrar su camino, su verdad sobre el porque existe. Que cada encuentro (por breve o prolongado que pueda ser) tiene la virtud de una enseñanza, cada persona tiene algo invaluable que aportar a nuestra vida y eso es la oportunidad de aprender sobre su experiencia ó de aprender de las experiencias que puedan surgir de ese encuentro.
Pero muy en el fondo de cada uno reside una verdad, una verdad que cuando es revelada, nos liberamos de la insufrible pena del pesado. Lo que nos duele es que no nos dimos la oportunidad de habernos despedido. Necesitamos de los ciclos para poder subsistir, por lo que es necesario poder cerrarlos, es como mejor sabemos comprender y sobrellevar nuestra vida. Es de vital importancia para nuestra alma el que nos demos la oportunidad de agradecer a aquellos que llegaron a nuestra historia, agradecer sin importar cual mala o buena haya sido ese encuentro, al final algo ha aportado a nuestra vida y nos ha construido como seres humanos, gracias a todos ellos estamos donde estamos hoy, y para bien o para mal, sabemos que somos mas fuertes que nunca. Nadie es victima ni villano, cada uno hará lo que en el fondo cree que es mejor para si y ese derecho es irrefutable.

good-bye Moy

Ese es el secreto de aprender a dejar ir: muy en el fondo mirar en nuestro interior y a esas personas que aun retenemos porque creemos que aun deben existir en nuestra vida decirles GRACIAS, gracias porque nos acompañaron, pero que no pueden estar más a nuestro lado. Entender que nosotros también los acompañaremos sin estar presentes, ya que al final se han ido y nos hemos ido porque estamos cada uno buscando nuestro camino, por un momento compartido, pero al final un camino sumamente personal.
Hay ocasiones que la lección mas dura e invaluable que una persona nos puede enseñar es que nuestra vida esta mejor sin que ellos estén presentes. Nos enseñan a decir adiós.

Por Moisés Schiaffino

Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58

 

Recibo tus comentarios en

moy.schiaffino@hotmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply