Home » Dicen por aí » Eclipses, noviembre 2012

 

Uno de los fenómenos astronómicos más espectaculares son los eclipses. El eclipse que quiere decir “desaparición” o “abandono” es un hecho en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro, normalmente llamado ”cuerpo eclipsante”. Como hemos dicho, los eclipses del sistema Tierra-Luna sólo pueden ocurrir cuando el Sol, la Tierra y la Luna se encuentran alineados. Estos eclipses se dividen en dos grupos:

Eclipse lunar - La Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, oscureciendo a esta última. Esto solo puede ocurrir en luna llena. Los eclipses lunares se dividen a su vez en totales, parciales y penumbrales. La máxima duración de un eclipse lunar es de 104 minutos.

Eclipse solar - La Luna oscurece el Sol, interponiéndose entre éste y la Tierra. Esto sólo puede pasar en luna nueva. Los eclipses solares se dividen a su vez en totales, parciales y anulares.

Un dato a tener en cuenta es que un eclipse de Luna coincide siempre con la fase de Luna Llena y se lo observará sólo de noche; en cambio un eclipse de Sol corresponde a la Luna Nueva, y por consiguiente lo veremos en pleno día.

Para que ocurra esta alineación, es imprescindible que la Luna se encuentre en fase llena o nueva, en particular son especialmente interesantes los eclipses de Sol, ya que a pleno día el Sol desaparece y se hace la noche.

El fenómeno de los eclipses solares se produce, en ciertas y precisas condiciones, ya que el plano de la órbita de la Luna no es coincidente con la eclíptica. Durante un eclipse solar total, se verá en pleno día un cielo típicamente nocturno, en el cual brillarán algunas estrellas; se oscurecerá el disco solar y sólo la débil atmósfera del Sol será apreciable. El cielo terrestre durante un eclipse total de Sol es tan oscuro como el de una noche de Luna Llena.

Noviembre nos trae dos eclipses muy especiales. Un eclipse solar total se producirá el 13 de noviembre y el eclipse lunar penumbral el 28 de noviembre.

El último eclipse solar del año 2012 tendrá lugar este martes 13 de noviembre, y durante dos o tres minutos la Luna estará tapando totalmente el Sol impidiendo que sus rayos lleguen a la Tierra.

Se trata de un eclipse total, pero solamente podrá ser visto en su totalidad en el norte de Australia y el sur del Océano Pacífico por un máximo de unos 4 minutos y 2 segundos, visible desde el Océano Pacífico al este de Nueva Zelanda. Recorrerá el sector sur de la Polinesia llegando hasta el Archipiélago Juan Fernández para luego dejar de ser visible.también se podrá ver de forma parcial en ciertas partes de Chile, como Antofagasta, así como en zonas de Ecuador, y el sur de la Patagonia.  En algunas otras ocasiones el impacto del eclipse ha estado asociado a sismos y terremotos por lo que no sería extraño que ocurrieran durante ese ciclo, aunque no significa exactamente que será así.

El mejor lugar para ver el eclipse total será  la ciudad de Cairns en Queensland, Australia, en ese punto experimentaran aproximadamente unos 2 minutos de su totalidad alrededor de las 20:38 horas tiempo universal.

¿Cómo aprovechar este eclipse?

El eclipse solar nos indica el tiempo para entrar en contacto con nuestra más profunda intuición. Debido a que la Luna –que se considera el cuerpo emocional en Astrología- está bloqueando al Sol también bloquea sus energías cósmicas y la Tierra está en sombras, una alegoría a nuestro Ser interno.

Es el mejor momento para revisarnos interiormente y prepararnos para terminar el año de una forma renovada, eliminando todo aquello que nos impide avanzar hacia adelante, es el momento del “desbloqueo”. Recuerda que todo lo que es negativo nos atrasa y frena, o sea, los sentimientos de frustración, los miedos, los resentimientos y odios, rencillas, deseos de revancha o venganza, envidias y prejuicios, odios y todo lo que destruye la belleza interior.

Es el mejor momento para la meditación y para lograr una conexión con nuestra madre tierra. La humanidad entera esta entrando en un cambio de conciencia y estos fenómenos son el principio del nuevo cambio vibratorio dirigido al reconocimiento de que somos uno con todo, uno con este planeta y con toda forma de vida.

La madre naturaleza esta invitándonos a refugiarnos en ella con amor y gratitud, el amor será la clave para pasar por la prueba final y ser aceptados como los nuevos guardianes de este hermoso planeta tierra. Solo dirigiendo nuestra vida desde el corazón podremos sintonizarnos con la madre tierra y recibir sus bendiciones, no hay nada que temer si el amor se vuelve nuestra respiración, vive este tiempo con amor y gratitud y que la bienaventuranza te acompañe en este tiempo de transición.

Medita con todo tu corazón y con todas tus fuerzas y recibe la bendición máxima de la madre tierra en esta vida.

Artículos Relacionados:




One Response so far.

  1. [...] y fanáticos de la astronomía viajaron desde distintos lugares del mundo para poder apreciar el eclipse solar en el norte de [...]

Leave a Reply