Home » Bienvenida » El árbol invertido

El árbol invertido
tree_of_knowledge
Cuando la vida comenzó Dios creo dos árboles en el paraíso.
Uno era el árbol del conocimiento y el otro el árbol de la vida.
Este último olvidado por la historia y por la memoria del hombre ha mutado de una fabula bíblica de la creación a una filosófica creencia personal.

Si pienso en un símbolo que represente la vida, inevitablemente surge en mi la imagen de un árbol, yo creo fielmente que todos los seres humanos somos árboles. En primera instancia porque todos somos la vida, en segundo a causa del como yo he asimilado que estamos constituidos, somos árboles, tenemos ramas, tenemos raíces y tenemos un tronco. Solo que no somos árboles ordinarios, somos del tipo invertidos.
¿cómo es un árbol invertido?
Las raíces están arriba, las ramas están abajo.
human tree

En el amalgama de lo humano y lo herbolario que solo ocurre en mi mente pues esta filosofía es creada y concebida desde mi pensar, la constitución arquitectónica es la siguiente: las raíces, lo que le da vida al árbol, de donde toma sus nutrientes, se alimenta, crece, se sujeta, es nuestra mente, que se expande infinitamente al universo, pues nuestra mente no posee limites, sus pensamientos forman esas raíces, que se sujetan al conocimiento del universo, así en espacio de lo inabarcable, no tienen limites para crecer y lo hacen hacia arriba, hacia el infinito.

Las ramas, nuestras vidas terrenales, que crecen y se expanden en la tierra, entre los demás, que crecen de acuerdo a lo nutrido, a lo alimentado de sus raíces, nuestras acciones, nuestras relaciones, nuestros actuares y lo aportado a los demás, lo aportado al mundo, las flores de nuestras ramas, son los sentimientos, lo que generamos en los demás, lo que hacemos que florezca y de frutos en la tierra.

La unión de estas dos partes es el tronco, nuestro corazón, lo que mantiene unido nuestro pensar con nuestro actuar, el filtro por el cual la mente pasa antes de llevar a cabo una acción, lo que sostiene nuestro ser completo, cuando nuestro tronco es cortado, caemos y nuestras ramas con sus frutos mueren, pero siempre las raíces logran sacar adelante nuevos brotes de vida.

Fountain

Esto es un árbol invertido, un ser humano en plena experiencia vivencial con la capacidad de nacer en lo infinito y flocerer en lo terrenal, especie en peligro de extinción, ya que no siempre logran florecer y solo viven una existencia.

Tus comentarios los recibo con gusto
Moisés Schiaffino
moy.schiaffino@hotmail.com
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58

Artículos Relacionados:




Leave a Reply