Home » Bienvenida » EL COMPLEJO CABALLERO

En algún punto de mi vida, espere por alguien que me rescatara, ansiaba que lo hicieran ¿de que? No tengo la menor idea, pero tenia ese sentimiento y cada vez se volvía mas intenso, entonces sucedía que culpaba a los demás por mi felicidad después tornaba en infelicidad, cuando en mi mente sentía fracaso tras fracaso, moría un héroe de papel tras otro fue cuando comencé a sentirme frustrado, decepcionado y desilusionado.

Era la vida, eran las personas, era mi complejo de personaje sufrido de cuento de hadas que me decía que todos tenemos un caballero o una princesa mágica que vendrá por nosotros y nos llevara a esa promesa llamada por siempre felices, sucedió que pasaron los años pasaron los falsos caballeros y el cuento no se hizo realidad y fue entonces cuando se me vino a la mente una idea ¿no estaba interpretando el personaje equivocado?

Y tomé una decisión, ¿qué tal que entonces el caballero rescatador debía ser yo?
Comencé a pensar que el mundo necesitaba mas héroes como yo, que podían llegar a la vida de los demás y cambiarlas con el poder del amor, rescatarlas del dragón del sufrimiento y llevarlas a esa promesa de la felicidad eterna. Y ahí andaba, en mi corcel de la ilusión buscando esa persona que me estuviera esperando como yo lo hice alguna vez, esperando su caballero rescatador y a su maravilloso poder salvador del amor. Encontré muchas personas que salvar, pero algo de nuevo comenzaba a salir mal, nadie parecía querer ser rescatado, y por mas que yo mostraba valentía y siempre con la espada en alto, terminaba por abandonar la travesía ya que las victimas permanecían siendo victimas y mi poder no servia.

Disney-Federer Moy Caballero

Después de asumirme como un héroe fracasado y derrotado fue entonces cuando comencé a pensar realmente como una persona y no como un personaje de caricaturas, comencé a darme cuenta que no existe un poder salvador y mucho menos un caballero o princesa que lo posea. Comprendí que cuando somos prisioneros de la torre del sufrimiento custodiada por el dragón del miedo, no hay nada que pueda salvarnos, nada excepto nosotros mismos. Comprendí que cuando yo esperaba alguien era una excusa barata para no asumir la responsabilidad de mi propia vida, y cuando yo pretendía salvar a los demás no era si no una pantalla de la esperanza que yo sentía al pensar que las personas podrían amarme por arreglarles la vida.

moy caballero

No hay salvadores ni una ni de otra forma.
Ahora que he aprendido esto me he dado cuenta, que todos llevamos sufrimientos dentro es verdad, pero también llevamos fortalezas, llevamos miedos pero también esperanzas, llevamos mucho temor pero también llevamos fe.

Es ahí donde reside la difícil decisión de que personaje queremos interpretar, si aquel que sufre en la espera del poder salvador sabiendo que pueden pasar mil héroes pero nuestro sufrimiento no depende de nadie mas que de nosotros mismos, o aquel caballero que con el poder salvador rescata inocentes aun sabiendo que dentro de el mismo hay cosas que tiene que arreglar primero.

V-Hudgens-Zac-Efron-Annie-Leibovitz-Disney-Drem-Photo

He preferido dejar de leer tantos cuentos y comenzar a pensar que no soy mas que una persona en el mundo real, con sus fortalezas y sus debilidades, con una historia que es precisamente eso “historia“ que ha superado sus miedos y su sufrimiento, que sigue caminando, que se rescata así mismo y espera que si alguien se cruza en su camino no sea una ilusión o un personaje si no por todo lo contrario, alguien de carne y hueso que no “necesite“ un drama épico o una fabula rosa si no, se encuentre con la oportunidad de una experiencia vivencial de dos personas reales que saben quienes son y en donde están parados.

Sin armaduras ni torres, sin espadas ni lamentos, simplemente con ellos mismos.
¿Tienes idea de quien eres realmente?
Moisés Schiaffino
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58
recibo tus comentarios en
moy.chiaffino@hotmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply