Home » Bienvenida » El Despertar

La existencia humana, un momento, un segundo, una vida, tan frágil, tan efímera y lamentablemente agotable.
deseos1 Schiaffino
Nos aferramos a ella de tal manera, que nos gustaría seguir existiendo aun después de la muerte, así que algunos de nuestra especia se aferran al concepto de la inmortalidad, una existencia inagotable viviendo entre los que se quedan aquí y estando siempre presentes.

Me gusta pensar que la verdadera inmortal reside en dejar sembradas en los demás enseñanzas como aquella tan valiosa de que cada corazón es una célula revolucionaria, en la espera de un impulso que la haga detonar su origen luchador. Vivir para hacer que los demás vivan.

Despertar ante la vida, y luchar por ella. Es muy cierto que cuando logras mirar la existencia desde otros ángulos, se vuelve mas difícil el involucrarte en la dinámica en la que todos los demás se ven envueltos, pero es cuando despertamos que se rompe la ilusión que se nos ha impuesto en donde se vive en un programa ya establecido y en el cual nos han mutilado las armas mas fuertes que poseemos.

Con esas armas podemos luchar por nuestra propia vida, sin ellas nos han hecho débiles, frágiles y deficientes, nos han hecho dependientes de todo lo comercialmente vendible y que nos aseguran nos llevara a la plenitud y realización personal cuando la verdad es que, tenemos todo en cada uno de nosotros para alcanzar esa felicidad, se nos ha olvidado que somos individuos y que en cada uno de nosotros reside el poder de la individualidad, y no me refiero a ella como el máximo manifiesto del egocentrismo, si no como la conciencia de que cada uno es un ser único aun con las misma capacidad compartida con otros de ser autosuficientes, y el conocimiento de que la felicidad se comparte, no se obtiene . Vivimos esta vida sin cuestionarla porque no se ha enseñado otra forma de hacerlo, no se ha dicho nunca que tenemos otras opciones en como dirigir nuestro camino.
M. SCHIAFFINO
Cuando el espíritu despierta la conciencia de la autosuficiencia, es cuando también despierta en el la conciencia de su humanidad, y del parte del todo que forma. Tomas conciencia del sistema, de lo que te rige, y por primera vez asumes la conciencia de tu ser espiritual, el cual, junto con el cuerpo, forman tu existencia material.
En cuanto reparas en este ser, el espíritu lucha por crecer, por aprender, por vivir, nos abandona y viaja a lugares que nos hacen pensar, madurar, y regresa para ayudarnos a despertar.

Es un punto en que por un instante tienes el poder de morir o renacer, si eliges el segundo, despiertas viendo la vida de otro modo y peleas por ella.
Es difícil luchar contracorriente pues hay un sin fin de factores que logran volver a “sedarte”, de traerte de vuelta al programa, ese es el verdadero reto de vivir. Vivir en una lucha constante por hacerlo, en donde estas solo, pero no te pesa esa soledad, pues sabes que vives lo que quieres vivir y vives como quieres hacerlo, hay quienes eligen vivir dentro del sistema, pero tienen conciencia de ello y eso los hace diferentes, y es muy agradable saber que de vez en vez te encuentras con guerreros como tu, que te acompañan, pero que saben que estamos solos, que sabemos que hay algo mas en la vida, que TIENE que haber algo mas en la vida, mas allá de las opciones que se te presentan, mas allá de lo que vemos, mas allá de lo que sentimos, mas allá de nosotros mismos, mas allá de la inmortalidad, mas allá de todo esto, esta la vida.
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58
Moisés Schiaffino
Recibo tus comentarios
Moy.schiaffino@hotmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply