Home » Bienvenida » Felicidad vs Deseo

“La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación”
Kant, Inmanuel

Definir el concepto de felicidad seguramente es una de las tareas mas complicadas debido a la ambigüedad de la palabra, ya que para ser humano la felicidad es representada en diferentes facetas; el ser humano ha tendido siempre a perseguir la felicidad como una meta o un fin, como un estado de bienestar ideal y permanente al que llegar, por lo que podríamos pensar que la felicidad se compone de pequeños momentos, de detalles vividos en el día a día, y quizá su principal característica sea la futilidad, su capacidad de aparecer y desaparecer de forma constante a lo largo de nuestras vidas permitiéndonos apreciar y anhelar esos destellos de felicidad plena.
Pero ¿qué entendemos por felicidad?
Algunos dirán que la felicidad consiste en obtener todo lo que deseamos. Uno desea un coche, lo obtiene y es feliz. Deseamos cosas y momentos y nos pasamos la vida tras las cosas para lograr lo que en nuestro vocabulario llamamos llegar a ser exitoso o exitosa, si lo conseguimos somos felices y si no lo conseguimos somos desdichados. Así lo que muchos llaman felicidad es obtener lo que desean el deseo no cumplido lleva a la desdicha, esta al sufrimiento y drama humano debido a que buscamos la felicidad por medio de cosas, de pensamiento e ideas condicionadas, o a través de relaciones sociales. Como resultado, se vuelven sumamente importantes las cosas, la relación, las ideas y no la felicidad.
Cuando buscamos la felicidad por medio de algo, ese algo adquiere un valor mayor que la felicidad misma. Buscamos la felicidad en la familia, en la propiedad, en el nombre, entonces, la propiedad, la familia, la propiedad, el nombre, adquieren una extrema importancia ya que la felicidad es buscada a través de un medio; de esa manera el medio destruye el fin.
No es mi interés encontrar una definición exacta de la felicidad, ni mucho menos crear imposición que mi concepto de la felicidad es la autentica, seria limitativo para todos casarnos con una sola idea, por ejemplo, otra de las controversias a este tema es ¿dónde comenzar a buscar la felicidad?, si en acontecimientos externos y materiales o en nuestro interior. Es difícil poder encontrar una respuesta debido a que cada quien construye su mundo y percepción de acuerdo a las experiencias que hemos elegido, no a las que la vida nos pone ya que la vida es un reflejo de lo que nosotros somos y no necesariamente se convierte en nuestra maestra, ya que nosotros somos el maestro y decidimos que experiencias crear para experimentar la vida a través de escenarios ya establecidos por nuestra percepción y nuestro libre albedrío, es por eso que equivocadamente buscamos la felicidad. Por esta razón desde un punto de vista psicológico el estudio del bienestar subjetivo parece preferible al abordaje de la felicidad. Muchos sabias han dejado la semilla fecundada de la felicidad en sus enseñanzas en sus palabras, en su misión ahora depende del corazón de cada quien reconocer en la palabra, en la mirada y en la sonrisa esta gran búsqueda de la verdadera y autentica felicidad. Entonces cuando te rindas ante ti y a tus apegos encontraras que cada faceta de la vida solo fue el paso para al final reconocer que la felicidad moraba ansiosa en lo profundo de corazón.
Sat nam.

“Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”
Locke, John

Artículos Relacionados:




Leave a Reply