Home » El arte, es el arte » Fuego olímpico

 

Arde durante los Juegos y simboliza la lucha por la perfección y la victoria. Se enciende en la ceremonia inaugural con una antorcha que se lleva en relevos desde Olimpia, Grecia.

El relevo de las antorchas se instituyó para los Juegos de Berlín en 1936, ocasión en que participaron 3.000 corredores; si bien un fuego ardía durante la celebración de los Juegos de Amsterdam en 1928, éste era solamente un fuego local. El profesor Carl Diem, secretario general del Comité Organizador berlinés, tuvo la idea de traer el fuego desde las ruinas de la ciudad sagrada de Olimpia explicando al Comité Olímpico Internacional que, como en la antigüedad, sería:

“un simbólico homenaje al vencedor de la carrera del estadio de los antiguos Juegos, que tenía el privilegio de llevar el fuego sagrado al altar de Zeus”.


Se dice que el Fuego Olímpico, no forma parte de la ceremonia de los Juegos Olímpicos, si no que al principio de cada una de las Olimpiadas, este era encendido en el Templo de Zeuz, frente a las ruinas del templo de Hera, en una ceremonia que pretende volver a vivir el método usado en la Antigüedad y que se destinaba a garantizar la pureza de la llama: actrices que representan a sacerdotisas de Hestia colocan una antorcha en la concavidad de un espejo parabólico que concentra los rayos del Sol que, como en la Antigüedad, enciende la llama que marcará el inicio de una versión más de los juegos.
Piere de Coubertin lo incorporó a la simbología y tradición de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna.

A partir de ese momento el relevo de las antorchas y el encendido del fuego olímpico se ha convertido en un rito imprescindible en cada edición de los Juegos Olímpicos.

Unos meses antes de cada realización de los Juegos Olímpicos (la fecha exacta varía según la duración del recorrido hasta el estadio Olímpico), la llama se transfiere hacia una urna que se transporta hasta el lugar del antiguo estadio. Ahí la llama se usa para encender la antorcha olímpica, transportada por el atleta que hará el primer recorrido del viaje, y que conducirá la llama a lo largo del recorrido hasta el estadio donde se realicen los Juegos. Si la llama se apaga, los juegos seran cancelados por mal presagio.
Como prevención, unos días antes se enciende una llama, usando el mismo método, y entonces se mantiene encendida para usarla si el cielo está nublado el día de la ceremonia.

En 1928, en Ámsterdam, se encendió por primera vez la Llama de los Juegos Olímpicos de la era moderna, en la torre llamada Marathontower; cuatro años después, se vuelve a encender en el estadio de Los Ángeles citando al fundador de los juegos modernos:

“Que la Antorcha Olímpica siga su curso a través de los tiempos para el bien de la humanidad cada vez más ardiente, animosa y pura.”

 Sede

 Antorcha

Berlín 1936

 

Londres 1948

 

Helsinki 1052  
Melbourne 1956  
Roma 1960  
Tokyo 1964  
México 1968  
Munich 1972  
Montreal 1976  
Moscu 1980  
Los Ángeles 1984  
Seul 1988  
Barcelona 1992  
Atlanta 1996  
Sydney 2000  
Atenas 2004  
Beijing 2008  
Londres 2012  
 Fuente: http://www.bbc.co.uk/news/uk-13424048

 

Artículos Relacionados:




Leave a Reply