Home » El arte, es el arte » Última prueba olímpica

 

El nombre poviene de una ciudad griega, la cual está situada a unos 50 kilómetros al noreste de Atenas. Según la información histórica, en ese lugar se libró una gran batalla entre los ejércitos griegos y persas. Estos últimos fueron derrotados y por ese motivo un soldado griego llamado Filípides,  cuentan que corrió desde ese lugar hasta Atenas para anunciar la victoria de los griegos, y finalmente cayó muerto por haber corrido tan larga distancia.

Es indudable que muchos sucesos históricos están llenos de leyendas, de “agregados” y con la finalidad embellecer los sucesos. Heródoto hace referencia de la batalla de Maratón, pero de manera incomprensible apenas hace mención de la supuesta carrera de Filípides.

Recién casi 3 siglos más adelante se hace referencia a este supuesto acontecimiento mediante Luciano y Plutarco los cuales aportaron el conocimiento de lo que se conoce actualmente con relación a los acontecimientos relacionados con la carrera de Filípides. Se sostiene que a fines del siglo XIX, el historiador francés Michel Bréal propuso la creación de una carrera de fondo que llevara el nombre de la legendaria batalla: Maratón.

Esta carrera aparece aparentemente por 1ra. vez en los Juegos Olímpicos de Atenas, en 1896. Veamos entonces algunos de los acontecimientos aislados y más llamativos con relación a la evolución de esta difícil pero apasionada disciplina deportiva, sin dejar de destacar que en la misma no existe récord mundial pero si mejor marca. Ello se debe a que los organismos oficiales que rigen el deporte atlético reconocen solamente las marcas que se efectúan en pistas reglamentarias, no en calles o rutas.

 

La Maratón en los primeros Juegos Olímpicos: Atenas (1896)

Se recorría una distancia de 40 kilómetros pero en los JJ.OO. de Londres que se disputó en 1908, la princesa Mary, nieta del rey Eduardo VII, quiso que la carrera empezara bajo la ventana de su habitación en el castillo de Windsor, para tener una buena vista.

A su vez, la línea de meta se situó enfrente del palco real del White City Stadium, en atención a la reina Alexandra, que asistía en directo a la competición. La separación exacta entre los dos puntos era de 42.195 metros. Años después, en 1924, esa longitud sin ningún significado lógico fue adoptada como la distancia oficial del maratón hasta el día de hoy.

 

El maratón olímpico se corre actualmente sobre la distancia de 42.195 metros (26 millas, 385 yardas). Tanto la largada (Salida, momento en que se da inicio a una prueba o competición deportiva.) como la llegada del maratón no necesariamente debe ser dentro de un estadio. En ciertas oportunidades, la carrera empieza dentro del estadio, con una vuelta a la pista, para luego tomar las calles y retornar al estadio en el final, dando la vuelta a la pista para completar los últimos 400 metros. En la línea de largada, los corredores toman lugar sin un orden predeterminado. La competencia se inicia cuando el largador dispara la pistola de largada. Como en las otras pruebas, dos largadas en falso implican descalificación del participante. Así como en las otras carreras, el ganador es el primer participante cuyo torso cruza la línea de llegada. No existe en el maratón pruebas clasificatorias; todos los competidores participan de una sola carrera.

Artículos Relacionados:




Leave a Reply