Home » Bienvenida » Karma acción y reacción

Los actos tienen consecuencias. Todo surge en dependencia de ciertas condiciones y nada tiene una esencia fija y básica; tampoco nosotros. Desde una perspectiva budista, el Karma puede ser traducido como: acción, o causa, efecto y funciona de la siguiente manera: toda actividad positiva o negativa, deja impresiones en la mente. Lo que somos ahora es el resultado de las condiciones de nuestro pasado. Lo que seremos en el futuro estará determinado por las condiciones del presente y uno de los factores determinantes principales de lo que seremos en el futuro es nuestro comportamiento actual. Se refiere principalmente a nuestras acciones físicas, verbales y mentales. Estas acciones dejan huellas o impresiones en nuestra mente muy sutil que, con el tiempo producen sus correspondientes resultados.

ok karma

Estas son algunos principios expuestos por varias corrientes y autores:
• La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas.

• nuestros pensamientos, palabras y acciones siembran las semillas para nuestra experiencia futura. Está en nuestras manos cambiar nuestras vidas gracias al entendimiento de esto.

• Puesto que todo acto tiene origen en la mente, se deben vigilar los pensamientos y las palabras, ya que también pueden producir bien o mal. Cada acción y palabra, buenas o malas, sería un búmeran que a veces vuelve en la misma vida y a veces en una vida futura.

• El origen de estas malas acciones son nuestras propias perturbaciones mentales, como el odio, el apego y la ignorancia del aferramiento propio.

• El karma no es una recompensa o un castigo mágico a las acciones sino simplemente el hecho de que las acciones humanas tienen consecuencias tanto externas como mentales.

• Al empezar a cambiar nuestro comportamiento también comenzamos a hacernos diferentes. Ésta es la raíz de toda creatividad.

• Cada ser posee su propio karma individual.

• Nuestra mente es comparable a un campo de siembra, y las acciones que cometemos a las semillas que en él se plantan. Las acciones virtuosas son las semillas de nuestra felicidad futura, y las perjudiciales, las de nuestro sufrimiento.

• Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este mundo impuro y contaminado y tenemos problemas y dificultades sin cesar. Nuestras acciones son impuras porque nuestra mente está contaminada por el veneno interno del aferramiento propio. Esta es la razón principal por la que experimentamos sufrimiento.

pendulo

Como el contenido de la mente determina cómo es experimentado el mundo, impresiones negativas conducirán inevitablemente a dolor en el futuro. Esto significa que en cada situación, da a los seres la libertad para decidir su futuro. Nuestros actos determinan lo que somos. Esta premisa hace posible una vida espiritual y el Buda así lo entendió. No estamos predestinados a repetir las pautas de comportamiento del pasado, volviendo a ser la misma persona una y otra vez, sino que podemos convertirnos en una nueva persona. Cada instante de la vida presenta una serie infinita de posibilidades.
Cuando hayamos eliminado de nuestra mente el aferramiento propio y demás engaños, nuestras acciones serán puras. Como resultado de estas acciones, nuestras experiencias, nuestro mundo, cuerpo y disfrutes, y los seres que nos rodean, también serán puros. No quedará ni el menor rastro de sufrimiento, impureza ni dificultades. De esta manera, encontraremos la verdadera felicidad en nuestra mente.

Dev Mukh Singh (Francisco Rangel)
Psicólogo holointegrativo y Maestro de Kundalini Yoga y Meditación

Artículos Relacionados:




Leave a Reply