ben orospuyum



Home » Bienvenida » LA BUSQUEDA

Todos estamos buscando respuestas a las incógnitas de nuestra vida.
Mientras mas recorremos el camino la inquisitiva pregunta de ¿a dónde voy? nos abruma día con día nuestras pensamientos y está es solo la punta del iceberg pues detrás de ellas surgen un mundo entero de dudas ¿quién soy? ¿dónde esta mi felicidad? ¿qué es el amor? ¿qué se necesita para llegar a la plenitud? ¿es esta la vida que quiero?
Por eso nos agrada mucho la idea de que si mal que bien, puede que no obtengamos nunca una solución a esas incógnitas, existe una vida después de esta en donde todos nuestros actos presentes tendrán como resultado una existencia mejor y no tan llena de interrogantes como está.
En esa búsqueda nos valemos de todas las armas que tenemos a nuestro alcance para poder calmar la ansiedad de nuestros corazones, una de ellas es la fe en un Dios. Te has preguntado alguna vez ¿por qué creo en el Dios que creo?
SONY DSC

En un sistema en el que por lo menos y para comenzar hay 20 religiones con seguidores masivos ¿por qué decidimos creer en una de ellas específicamente? Algunos de nosotros hemos sido educado bajo ciertos dogmas religiosos y nos hemos estacionado en ellos, otros mas, deciden realizar su propia investigación religiosa y asomarse a otros horizontes en la espera creencias y practicas que los llene mas de acuerdo a sus convicciones, y aunque lo ultimo que espero es poner en duda o cuestionar la religión de cada uno, en lo que si quiero hacer énfasis en que si algo tenemos en común todos los seres humanos, es que sin importar el Dios al que día con día le confiamos nuestra vida en nuestras oraciones, todos, sin importar reconocemos el hecho de una existencia “suprema” o “divina” como lo hemos catalogado. Buscamos dentro de las practicas y dogmas religiosos aquellos conceptos que calman nuestros inquietantes pensamientos.
moy muro
Todos encontramos un punto de intersección entre lo humano y lo divino que descubrimos de forma paulatina o por sorpresa, a través de la vida o la obra de un ser, por una manera especial de pensar, durante el desarrollo del conocimiento o lo que algunos llaman “la iluminación”. Y que no es necesario perseguir es punto de intersección, basta con solo entregarse y éste aparece cuando menos se espera, el punto se descubre así mismo como si estuviere deseando hacerlo.
moy 1
En algunos dogmas se profesa “Y DIOS HIZO AL HOMBRE A SU IMAGEN Y SEMEJANZA”… y hemos creído que eso se refiere solamente a nuestros identidad física, que somos idénticos a el en carne y hueso, ¿y si eso se refiriera a que dentro de cada uno de nosotros existe una parte “divina” que es semejante al poder creador supremo? Y que cuando buscamos las respuestas en agentes externos que nos expliquen nuestra vida podría que bastara ver dentro de nosotros, profundizar un poco y reflexionar para darnos cuenta que hay respuesta que ya se encuentra ahí y que solo falta formular las preguntas correctas para que puedan ser rebeladas.
Me gustaría cerrar con una de las enseñanzas de Hypatia quien fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, y que ha marcado la historia por su pensamiento.
“Para encontrar a Dios, basta mirar tan solo dentro de ti, nunca a través de nadie. Cada uno de nosotros es capaz de instaurar una relación estrecha, personal e irremplazable con la divinidad. Y en ese vinculo es necesario que el ideal que representa y del cual nosotros somos vehiculo de divulgación surja del respeto de nuestra propia individualidad. Que no es otra cosa que un infinitesimal parte de la inteligencia universal, que en ultima instancia es el reflejo de la imagen de Dios.”*

Por Moisés Schiaffino
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58
Escríbeme
moy.schiaffino@hotmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply