Home » Bienvenida » La meditación de sanación

El mantra RA MA DA SA SA SE SO HUNG es uno de los mantras de sanación más potentes del planeta ya que el poder de este mantra proviene de su habilidad para conectar tierra y éter. Para crear una transformación, se requiere un cambio de vibración. Este mantra crea una frecuencia donde es posible la sanación.
Se consciente de que estás elevando la vibración para crear un cambio. La experiencia de la separación ocurre en nuestra psique. Cuando nos sentimos separados de lo Divino, creemos que no somos amados o dignos de ello. La relación entre lo Divino y tú es realmente una relación entre tú y tú. Para cultivar esta relación, encuentra alguna sensación en tu cuerpo, y disfrútala. Continúa disfrutando algo placentero que sientas en tu cuerpo o en tu mente o ambos. No sueltes la conexión entre tu atención y tu cuerpo, sentimientos y sensaciones, después practica mantener la vibración para sostener la sanación.
Esta meditación puede ser hecha en grupo o individualmente para la auto-sanación, y para sanar a otros y al mundo. Aquellos que practican esta meditación participan en el anclaje de la vibración de sanación en el planeta. Un grupo de once estudiantes comenzó a hacer esta meditación para Yogi Bhajan a principios de los años 70, en la celebración del Solsticio de Invierno, ellos querían devolverle algo por todo lo que les había dado. Esta meditación ahora forma parte de cada curso de meditación de Tantra Yoga Blanco. Esta es la meditación que solicita nuestras plegarias de sanación cuando se necesita sanar a alguien en especial o a la tierra. Puedes hacer esta meditación cuando quieras que sientas la necesidad y la inspiración o la puedes hacer durante 40 días o más. Como con cualquier otra práctica espiritual, es beneficioso complementar el proceso con una forma de vida consciente, y la práctica periódica de Kundalini Yoga.
Puedes comenzar tus 40 días cuando quieras. Sin embargo, la Luna Nueva es un buen momento para comenzar una meditación. Por algún motivo es más fácil sostener el compromiso comenzando una práctica espiritual en la Luna Nueva o entre la Luna Nueva y la Luna Llena. Haz esto especialmente si te cuesta mantener una práctica continua durante 40 días.

INICIO
Declara tus intenciones y solicita sanación para ti mismo, otros que desees incluir, y la Tierra. Después suelta tus plegarias al Universo. Durante la meditación concéntrate tan sólo en
hacer la meditación, el mantra y los efectos que estás experimentando. Adéntrate en la experiencia y conciencia sensorial. Siéntate en una postura cómoda y con la espalda bien recta.
Entona el mantra durante 11, ó 31, 62 minutos o 2 h 30.
EFECTOS Y PODERES
Esta meditación te da el poder de sanar desde larga distancia y sanar con las manos y sanar cada célula de tu cuerpo. Siente el mantra resonando continuamente en tu cuerpo. Conviértete en esa vibración sanadora. Permite sanarte. Siente el pulso sanador del amor en tu corazón. Integra dentro de el a tus amigos, miembros de tu familia y situaciones y permíteles bañarse con la vibración sanadora. Sostenlos en tu cuerpo, en tu corazón y en la vibración sanadora con la que ahora resuenas. Inhala profundo y de nuevo sostén la respiración. Siente que tu corazón es tan
grande y el amor tan infinito que puedes sostener a todo el planeta en tu corazón.
Permite que la tierra pulse con el mantra y sane con este amor.
Los ojos deben estar concentrados en la punta de la nariz y los párpados están cerrados 9/10 partes. La concentración en la punta de la nariz, crea la presión al cruzar los nervios ópticos a la altura del tercer ojo. Deberías ser capaz de mantener allí tu atención.
Esta parte del mantra resuena con la frecuencia de sanación universal.

ra ma da sa hoy
RA – Sol
MA – Luna
DA – Tierra
SA – Infinito
SE – totalidad del Infinito
SO HUNG – Yo soy Tú

SI HACES LA MEDITACIÓN EN GRUPO: después únete con la luz del resto del grupo. Siente la luz expandiendo para radiar a través del salón, la vecindad, el área, el país y todo el planeta. Ve/siente la tierra sanada. Ve/siente los corazones de cada persona penetrar con amor y paz. Une todo con la luz universal. Al regresar, enfócate solo en tu ser, nota que puedes mantener esta energía y luz sanadora dentro de tu ser. Piensa que al solo sonreír y saludar a otros, compartes este amor y luz con el mundo. Cierra la oración repitiendo “Dios bendice esta Tierra con paz.”

Sat nam

Dev Mukh Singh (Francisco Rangel)
Maestro de Kundalini Yoga y Meditación
Ponte en contacto conmigo y con gusto resolveré tus dudas, escríbeme a escuelanandayoga@gmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply