ben orospuyum



Home » Dicen por aí » La respiración

 
La respiración posee el poder de cambiar rápidamente el estado de ánimo.

En situaciones de stress, ansiedad, enojo, tristeza, controla tu respiración con inspiraciones profundas y suaves y las expiraciones pausadas, lentras y controladas.

Focalízate en que TODO es pasajero.

Notarás los resultados… la calma llega… todo esta en la mente, es cuestión de ponerlo en práctica.

Si algún pensamiento nace en tu mente, “interrúmpelo”, y vuelve a la contemplación de tu estado interior y así romperás con la serie de pensamientos secuenciales.

Para poder meditar con cierta armonía y una perfecta concentración debemos aprender a manejar el prana (En el marco del hinduismo, el praná es una palabra en sánscrito que significa ‘aire inspirado’ y ‘aliento de vida’) de la naturaleza que se encuentra en el aire, lo mejor es hacer ejercicios de respiración al aire libre mas sin embargo se pueden realizar en casa.

 

Comenzaremos con la practica de respirar correctamente, la mayoría de la gente respiramos corto y superficialmente, sin fijarnos en el tiempo que le damos a la respiración ni en el adecuado movimiento de los músculos que ayudan a alimentar de energía vital el cuerpo etéreo el cual es el basamento de la energía de las moléculas del cuerpo físico.

Una ves que comencemos la relajación como parte de la meditación diaria, buscaremos llevar la atención a la respiración, dándonos cuenta de lo superficial que la tenemos, procedemos a respirar mas profundamente llenando los pulmones lo mas posible sin forzarnos, el movimiento del plexo debe ser suave y relajado, el estomago debe permitir la expansión de los pulmones, mientras se inhala y al exhalar el movimiento del estomago será contraerse para expulsar suavemente todo el aire reciclado que se encuentra desde hace mucho tiempo en los pulmones y no hemos sacado por no saber respirar.

Esta practica se repetirá de 10 a 20 respiraciones durante el día de preferencia antes de comenzar su meditación.

Otro ejercicio de respiración que podemos llevar a cabo es el de la respiración profunda; Poniendo atención a la respiración de nuestros pulmones llevaremos por principio una cuenta, inhalamos contamos mentalmente 10 segundos, retenemos 10 segundos, exhalamos 10 segundos, y retenemos en vacío 5 segundos pues es un poco mas pesado. Con esta práctica, podremos activar la limpieza de la sangre mediante la respiración profunda, también activaremos las energías del prana en nuestro cuerpo etéreo y nos sentiremos mejor y con mas capacidad de concentración y contemplación en nuestras meditaciones.

Si hacemos esto por periodos de 10 o 20 repeticiones, además de relajar nuestro cuerpo, llenarnos de energía y limpiar nuestra sangre, estamos ejercitando nuestra concentración.

Artículos Relacionados:




2 Responses so far.

  1. [...] el maestro, se vuelve Brahma y el cuerpo físico se suspende, fusionándose con el aire y  el Prana que contiene cada molécula. Si respiramos ConCiencia aprendemos a conocer lo que ocurre en nuestra [...]

  2. [...] total a mí alrededor. De manera silenciosa casi inamovible cerré mis ventanas y le ofrecí mi respiración a [...]

Leave a Reply