Home » Bienvenida » Los engaños de nuestra mente

¿La historia de nuestra vida fue realmente como la recordamos que fue? ¿o nuestra memoria esta construida de fragmentos de recuerdos que pudimos haber inventado?
La mente es tan poderosa que podría habernos jugado engaños sin que nos hayamos dado cuenta y traemos en nuestras memorias acontecimientos que simplemente pudieron haber no ocurrido. Este es uno de los principales peligros al no tener consciencia y control sobre nuestra propia mente.
Simplemente, ¿cuánta veces al despertar lo hacemos con la sensación de haber vivido realmente lo soñado? Y es que para la mente realmente ha ocurrido, es tan grande su poder, que las sensaciones son reales, los sentimientos realmente afloran y hasta consigue que la capacidad de sintomatizar llegue a su punto cumbre, yo muchas veces despierto sumamente fatigado de un sueño “físicamente” muy demandante, como si todo lo soñado lo hubiese hecho realidad.
Lo mismo para con nuestros deseos mas profundos, quien dice que esta capacidad creadora que poseemos no se pone a la orden de nuestros caprichosos mas codiciosos. El “soñar despiertos” como algunos lo llaman, es la capacidad de transportarnos mentalmente a situaciones que no están ocurriendo realmente, evadiendo totalmente el contexto y el espacio en el que nos encontramos, y hasta sonreímos o lloramos “sintiendo” lo que esta ocurriendo solamente en nuestra cabeza y al pasar el tiempo, esas sensaciones fueron tan reales que ya no sabemos discernir entre lo que realmente hemos vivido o lo que hemos imaginado.
Este es uno de los grandes poderes humanos, el de la creación (que ya contiene en si mismo el de la invención). Poseemos la capacidad hasta de construir historias que completen el texto de nuestra vida, ¿qué son las mentiras? No son si no historias que contamos, y que muchas veces lo hacemos de manera tan extraordinaria y compleja que terminamos atrapados en el engaño de ellas, muchas veces nosotros mismos ya dudamos si ha ocurrido realmente, hemos contado una versión distinta tan creíble de las cosas que la mente lo asimila como real, y entonces ocurre el engaño.
Así mismo podríamos haber creado recuerdos de situaciones que no ocurrieron con la simple función de alimentar el deseo de nuestros sentimientos. Amores frustrados, memorias felices que remplazan las verdades que duelen, o simplemente historias tristes que nos ayudan a dar sentido a los sentimientos que experimentamos. ¿te has puesto a pensar cuales recuerdos que guardas en tu mente han sido reales y cuales inventados o modificados por ti mismo?
recuerdos1
Todos construimos nuestras historias a nuestro mejor parecer, todo para poder aceptar la vida como es hoy, aquí es cuando somos presas de los engaños de nuestras mentes, no hemos terminado de entender que la mente se puede controlar, se puede “domesticar” y educar, porque si damos rienda suelta a su total libertad creadora podríamos correr el riesgo de terminar atrapados en un mundo inexistente o en el creer que hemos tenida una vida la cual no ha existido realmente. ¿Qué prefieres? ¿Saber que has tenido una vida con los pies plantados en la realidad, en donde tus decisiones son conscientes y te llevan a la realización de tus deseos o una vida inventada en donde lo ocurrido solamente tomo vida dentro de tu cabeza y evitas una realidad que no va a ningún lado?
Debemos aprender a controlar a nuestra mente, no que ella nos controle a nosotros.

“La mente dice: quiero; el cuerpo: dame. La consciencia aparta la vista”
José Emilio Pacheco

Por Moisés Schiaffino
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58

escribeme a moy.schiaffino@hotmail.com
recibo con gusto tus comentarios

Artículos Relacionados:




Leave a Reply