kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen



Home » Salud Pura » Nuestros pies hablan!

 

Esas extremidades de nuestro cuerpo refiriéndonos a nuestros pies, no sólo nos aguantan y sostienen nuestro peso a pesar de ser tan pequeños con relación al resto del cuerpo, no sólo nos traen y nos llevan; nos permiten realizar todas las actividades que deseamos,  además, tienen un lenguaje de formas, movimientos, texturas y estructuras, que nos pueden ayudar a conocernos mejor…

Reflejan los secretos más recónditos del alma y la personalidad. Sus características y padecimientos, manifiestan las experiencias de nuestra alma y la información necesaria para un presente.

Las más de 7000 terminaciones nerviosas del pie informan al cerebro de los cambios que se dan en el organismo. “Son el reflejo de cada órgano o sistema del cuerpo”, todo en tus pies constituye un mapa sobre tu salud mental y física. Desde los vellos en tus dedos, como la forma del pie, la manera en que pisas, y por supuesto la textura y color de la piel… cada detalle revela rasgos sobre ti.

a) Pérdida de sensación
Debes estar muy alerta si comienzas a perder sensación en tus pies ya que puede tratarse de diabetes. El exceso de azúcar en el cuerpo daña los vasos sanguíneos de las extremidades, generando que disminuya el fluido de sangre y por consiguiente la sensibilidad. Otros síntomas de la diabetes son dolor y hormigueo, así como severas infecciones en los pies.

b) Pies fríos
Si tus pies tienden a estar como témpanos de hielo, incluso cuando usas calcetines, es posible que tu tiroides, glándula que regula el metabolismo y la temperatura, no esté funcionando muy bien. Otra posibilidad es que estés presentando algún problema de circulación, por lo que no sería mala idea hacerte un chequeo médico y descartar posibles enfermedades.

Ahora bien, expertos en reflexología también analizan la parte psicológica de esta condición y la relacionan con una situación de estrés que estés enfrentando en el área financiera, sentimental o de trabajo.

c) Juanete
Si tienes juanete o ves que te está comenzando a salir, es hora de bajar la frecuencia del uso de zapatos de tacón alto ya que, en el caso de las mujeres, es una de sus principales causas. Los hombres también pueden padecerlo, en especial si usan calzado muy ajustado y estrecho. El juanete no indica que exista otra enfermedad, pero sí genera varias dolencias en el cuello y los hombros.

En cuanto a la parte emocional, se cree que quienes tienen juanete son personas que asumen compromisos de forma impulsiva, sin pensar si realmente pueden cumplirlos.

d) Apoyar la parte exterior de los pies
Si eres de los que caminan apoyando la parte de afuera del pie, seguramente tienes un arco alto y los músculos de esa zona poco flexibles. Para que los ligamentos y tendones de tus pies no se estiren en exceso, es muy importante que uses un calzado que les de un adecuado soporte. De esta manera también te evitarás dolores de espalda, problemas en las rodillas y fasciitis plantar.

e) Apoyar la parte interior de los pies
Si tu caso es contrario al anterior y al caminar es la parte interna de tus pies la que toca el piso o el zapato, significa que tienes poco arco y necesitas un zapato con buen soporte justo debajo del puente. Así evitarás muchos dolores en los músculos de los pies y en las rodillas, así como tendinitis y fasciitis plantar.

La planta del pie tiene una serie de terminaciones nerviosas, que según la forma o posición de pisar… podemos mejorar o afectar, aquí una mapa de que zona representa cada parte del pie.

Y a ti te duele alguna en específico, pon atención en que puedes hacer para mejorarlo!

Artículos Relacionados:




Leave a Reply