Home » Dicen por aí » Sánscrito, lengua de dioses

 

El sánscrito es una lengua antigua del grupo indoario de la familia indoeuropea, que floreció en el sur del continente asiático.

Aunque los antiguos habitantes del norte de la India hablaban varios dialectos parecidos a lo que hoy llamamos el sánscrito clásico, en general se considera que el sánscrito es una lengua escrita que ha funcionado como vehículo de expresión y comunicación entre líderes religiosos brahmánicos y eruditos.

 

Que la unidad sea tu propósito, que armoniosos sean tus

sentimientos, que serena esté tu mente.

Texto extraído de los últimos sutras del Rig Veda.

 

El sánscrito es la principal lengua litúrgica del hinduismo, del jainismo y del budismo mahayana. La literatura escrita en esta lengua es vasta y variada, y se ha expandido a través de muchos siglos. Podemos decir que ha gozado de publicación casi ininterrumpida desde el 1500 a.C. hasta la fecha. Sin embargo, los historiadores identifican dos épocas principales de la literatura sánscrita: el periodo védico, aproximadamente entre los años 1500 y 200 a.C., y el periodo clásico, entre el 500 a.C. y el 1000 de nuestra era.

Los Vedas son los textos más antiguos en sánscrito y las escrituras más antiguas del hinduismo, y están escritos en sánscrito arcaico, al que muchos llaman, justamente, sánscrito védico. Las dos grandes obras épicas de la India, el Ramayana —la vida de Rama— y el Mahabharata —el gran relato de los Bharatas— también fueron originalmente compuestas en sánscrito, aunque han sido traducidas a muchos idiomas regionales. Además de ser utilizado para temas religiosos, el sánscrito también fue el principal medio para propagar conocimiento sobre temas de lógica, matemáticas, astronomía y filosofía.

Durante su larga historia, el sánscrito se ha escrito con el alfabeto devanagari así como con el alfabeto de varias lenguas regionales, tales como el bengalí, del este de la India, el gujarati, del oeste, y el tamil, del sur. El alfabeto grantha se diseñó exclusivamente para textos de sánscrito durante el siglo v d.C., bajo el reino de los Pallavas en el sur de la India. Hoy en día, la literatura en sánscrito por lo general se publica en el alfabeto devanagari, aunque aún hay textos en sánscrito escritos en alfabetos regionales en circulación.

En su estructura gramatical, el sánscrito tiene parentesco con lenguas indoeuropeas —como el griego y el latín—, y ésta es una de las razones por las que este antiguo idioma interesó enormemente —y sigue interesando— a los académicos europeos. Sin embargo, la gramática del sánscrito más reconocida, la escribió Panini, un gramático de la India que vivió alrededor del 400 a.C. y formuló las 3 959 reglas del sánscrito. La gramática de Panini —llamada Ashtadhyayi— ha influido a muchas teorías lingüísticas modernas.

 

…y, ¿por qué la lengua de los dioses?

Muchos dicen que el sánscrito es la lengua de los dioses porque desde hace casi cuatro mil años se le ha utilizado para alabar a las diferentes deidades. Los mantras y cánticos que recitan los hindúes, budistas y jaines, en su mayoría, fueron compuestos en sánscrito. Durante gran parte de su historia, el sánscrito fue un idioma de religiosos de casta alta, al cual el público general no tenía acceso. Y los gramáticos, literatos e historiadores del sánscrito se jactan de que ésta es la lengua de los dioses, porque su gramática es tan perfecta y difícil, que sin lugar a dudas es para los dioses y no para los humanos.

En 1947, la India se dividió en dos países: uno con mayoría hindú, la India, y otro con mayoría musulmana, Pakistán. Desde entonces, en la India ha surgido un nuevo interés por revivir el sánscrito, por lo que se ha incorporado al hindi, que es la lengua más importante del norte de la India, y a otras lenguas de este país. Esto se debe en gran parte a que la gente asocia el sánscrito con el hinduismo y con la historia antigua de la India, es decir, la que precede a la presencia musulmana en la India. De esta manera el sánscrito ha sido involucrado —quizá involuntariamente— en las disputas políticas modernas. Sin embargo, muchos académicos y aficionados del sánscrito opinan que la lengua de los dioses no debe ser utilizada para dirimir controversias.

 

Glosario —algunos terminos en sanscrito—

chakra —en sánscrito, चक्र—. Cada uno de los siete centros donde, según los hindúes, se concentra la energía del cuerpo.

dharma —en sánscrito, धर्म—. Significa ‘religión’, ‘ley natural’ o ‘misión’. En casi todas las religiones de origen védico —hinduismo, budismo, jainismo y sijismo—, se refiere a un deber ético y religioso que todo individuo tiene asignado desde el nacimiento. Se denomina dharma también a la doctrina creada a partir de él.

guru —en sánscrito, गुरु—. En el hinduismo, maestro espiritual o jefe religioso.

karma —en sánscrito, कार्म—. Esta palabra significa ‘acción’. En origen, se refiere a la idea hinduista de que nuestras acciones determinan, positiva o negativamente, la futura felicidad, en un ciclo de causas y efectos. Hoy, el concepto es más bien una percepción de buena o mala suerte ganada a pulso, más que una idea de espiritualidad.

kundalini —en sánscrito, कुण्डलिनी—. Energía invisible e inmedible representada por una serpiente que duerme enroscada en el chakra muladhara.

tantra —en sánscrito, तन्त्र—. El término tantra significa ‘telar’, y proviene a su vez del sánscrito tanoti, ‘extender, expandir’, y trayati ‘liberación’, es decir, «lo que extiende el conocimiento». Por tantrismo se designa, en general, al conglomerado de cultos que adoran a deidades femeninas y que se relacionan con mantras, yantras —símbolos místicos, gráficos— y con la teoría del cuerpo sutil del ser humano —nadis, chakras, etcétera—. El tantra no se considera un tipo de yoga, aunque algunos lo llamen tantra yoga, como si fuera una doctrina hinduista independiente.  Sin embargo, se trata de una rama del conocimiento y de un sistema o código con un método determinado dentro de la filosofía hindú. Es muy difícil definir su marco exacto porque se trata de un conjunto de tradiciones concernientes al ser, al macro y al microcosmos, a la iniciación, al culto y a las técnicas propias de la yoga; en otras palabras, el tantra es por sí mismo una forma de ver el mundo.

mantra —en sánscrito, मन्त्र—. De man, ‘pensar’y el sufijo tra, ‘herramienta’, el mantra es el yoga de la mente. Significa literalmente «instrumento del pensamiento». Cada uno de los versos de Los Vedas, que se recitaban en voz alta o mentalmente; hoy un mantra es una palabra compuesta por una sola sílaba o frases en alguno de los idiomas sagrados —como el sánscrito—, que eleva o modifica el conocimiento a través de su significado, el sonido mismo, el ritmo, el tono, e incluso la reflexología de lengua en el paladar.

namaste —en sánscrito, नमस्ते—. Es una expresión de saludo en varias culturas asiáticas; se usa también para despedirse, agradecer, rezar y mostrar respeto o veneración. Se acompaña por un gesto en el que se inclina ligeramente la cabeza y se abren las palmas de las manos uniéndolas entre sí, frente al pecho. En India, el gesto se acompaña a veces con la palabra námaste.

om —en sánscrito, ओंकार { ॐ }—. Esta sílaba es el símbolo de lo esencial en el hinduismo, la sílaba sagrada y el origen y principio de la mayoría de los mantras.

satnam —en sánscrito, सत्नम्—. De sat ‘verdad’ y nam, ‘nombre’. Literalmente, «De quien su nombre es la verdad». Es la palabra principal que aparece en los escritos sagrados del sikh, una de las doctrinas más jóvenes de la India.

s¯utras —en sánscrito, सूत्र—. Son discursos dados por Buda o alguno de sus discípulos más próximos. Esta palabra designa también escritos de otras tradiciones orientales, como el hinduismo, en los que se exponen enseñanzas relativas a las diferentes vías de acceso a la «iluminación».

 

Isabel Huacuja

[Está en chino / Algarabía 86 / Página82]

Cortesía de algarabía, página webtwitter y facebook

Artículos Relacionados:




2 Responses so far.

  1. [...] sobre mantras, un mantra se refiere a las sílabas, palabras o frases sagradas de origen sánscrito que se repiten para invocar a un Dios o como apoyo para [...]

  2. [...] debemos aprender a manejar el prana (En el marco del hinduismo, el praná es una palabra en sánscrito que significa ‘aire inspirado’ y ‘aliento de vida’) de la naturaleza que se encuentra en el [...]

Leave a Reply