ben orospuyum



Home » Bienvenida » Solo he sido en mis sentidos…

 

la-vida-de-pi-imagen-pelicula-11

 

He pensado en la felicidad como un utopía la cual exacerba la necesidad del  ser humano por pretender (luchar a veces ) contra una corriente condicionada por las necesidades sociales, el entorno y muchas veces nuestras ideas distorsionadas de conceptos básicos.

He vivido pensando que la felicidad es producto de una corriente de información que clasifica al individuo en estándares de exigencia y de aparente plenitud.

He sentido que la felicidad permanece oculta a los ojos del que la añora por miedo a ser manchada con la tinta de la conveniencia y el apego que orilla a los sentidos invocar frenéticamente la dosis fútil de la creencia mutable y efímera.

He tocado fibras sutiles y burdas de la felicidad traducidas en sentimientos, pensamientos,  frustración, añoranza, temor, incongruencia, egoísmo, confusión, dolor (quizás), duda y soledad. Y sin embargo permanecí buscando la esencia del misterio en  congruencia con la aparente realidad de mi consciencia.

He buscado desde la niñez la razón de la risa, la locura y la  comida en cada momento expresado por mi medio y por mí mismo, buscando la felicidad en su expresión;  sin saber siquiera que cada atardecer ofrecía en manjares de rayos el eterno néctar de una tarde silenciosa en la azotea de la casa.

He bailado a la felicidad sintiendo que me pierdo en la danza de recuerdos alusivos al amor, la pasión, la entrega y la sustancia, sin embargo bailo al compás del que toca de acuerdo a las notas del que monta la comedia en esta obra.

He caminado por senderos de felicidad surrealista donde brota la incongruencia del que busca un camino de pureza y que encuentra la ficción perdida entre los mantos intocables de cuerpos que levitan en orgullo y osamenta decorada con espinas de recelo, de traición y vanidad temible.

He imaginado la felicidad en el cuarto contiguo al sufrimiento que enciende la esperanza del que espera ser juzgado por no saber disfrutar la fatídica ilusión del que finge sonreír en la cuerda floja del delirio que arrulla a las mentes que carecen de temores infalibles que preceden a la victoria de la vida y el autoconocimiento.

He logrado penetrar en mi incongruencia y descubrir que la felicidad que invoco se suspende en el aire del que ha muerto esperando ser tocado por la sustancia única e inmutable (sin saber el ego entrometido) que cada poro que suspira en este cuerpo es la esencia del misterio de la vida y el amor eternos.

Por eso cada día y desde entonces que solo he sido, me permito vivir sin invocar lo que el mundo añora, más sí lo que mi alma evoca en la esencia de mi gracia y el carruaje de mi mente que ansiosa corre en busca del verdadero nombre,  para ser realmente feliz y por siempre feliz.

Sat nam _ . _

Dev Mukh Singh (Francisco Rangel)

Maestro de Kundalini Yoga y Meditación

Ponte en contacto conmigo y con gusto resolveré tus dudas, escríbeme a:

escuelanandayoga@gmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply