kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen



Home » Bienvenida » Tara Blanca

Tara es un nombre sánscrito cuya raíz Tri significa en el causativo “hacer atravesar”, “hacer alcanzar la otra orilla”, en sentido propio como figurado, de ahí el sentido general de “salvar, socorrer, liberar”. El nombre tibetano correspondiente es Dreulma o Drölma; tiene el mismo sentido que Tara, ya que el verbo del que deriva significa “salvar, hacer atravesar”. Tara es por lo tanto: “aquella que hace atravesar (el océano de las existencia)” o también “aquella que hace alcanzar (la otra orilla en la que cesan los estados condicionados de la existencia)”

La Diosa Tara existe tanto en el Budismo como en el Hinduismo. Como diosa hindú, Tara es la Madre Creadora. El nombre Tara significa “estrella” y, como todas las estrellas que guían la navegación de marinos y viajeros, ella nos ayuda a viajar sin sobresaltos o peligros y a encontrar nuestro rumbo en los viajes, en nuestro camino espiritual o simplemente en la vida cotidiana, por lo tanto su energía alimenta toda la vida creada. Es la madre de la Sabiduría, de la Compasión y de la Protección, ella es a quien se llama para superar cualquier tipo de dificultad u obstáculo, sea en la vida material como en la espiritual. Es la madre divina que cuida, protege y mima. La madre, dulce, serena y cariñosa que, al igual que Saraswati, da a sus hijos devotos lo que les pide. Corre pronta en su auxilio cuando un hijo la llama. Por eso tiene un pie en el suelo. Para salir más prontamente en su ayuda.

 

http://www.youtube.com/watch?v=ZfXQ8ocJLhU

 

En el Budismo, Tara es la principal de las veintiuna taras budistas representa el aspecto femenino de Buda al ser la Diosa de la Compasión, además se asocia con la diosa china Kuan Yin, quien escucha la llamada de sus hijos sufrientes que buscan despejar las ocho oscuridades (según el Budismo): los leones (orgullo), los elefantes salvajes(ignorancia), los fuegos (ira/odio), serpientes (celos/envidia), los malos espíritus o demonios (dudas ilusorias), los ladrones o bandidos (puntos de vista erróneos incluidos los fanatismos), las amarras (avaricia y miseria),inundaciones (deseo y apego). También encarna muchas de las cualidades del principio femenino. Ella es la fuente, el aspecto femenino del universo, lo cual da nacimiento a la cordialidad, la compasión y alivio del mal karma que es experimentado por los seres comunes durante su existencia cíclica. En algunas escuelas budistas se reconoce a 21 Taras, un texto de práctica titulado como En alabanza de las 21 Taras, se recita durante las mañanas en las cuatro líneas del budismo tibetano, Refleja tanto una actitud interna con respecto a las virtudes y una actitud externa como acción en el mundo. Tara es la vía a través de la cual se llega a la compasión y al vacío. A través de sus ojos cualquier persona puede llegar a la sabiduría, por lo que no se necesita un mediador entre Ella y nosotros. Se cuenta que cuando Avalokitesvara, el bodhisattva (iluminado) de la compasión y la protección vertió sus lágrimas formando un lago, una flor de loto apareció en la superficie del agua. Cuando ésta se abrió, una hermosa diosa surgio de su centro y su nombre era Tara. Ella es el equivalente femenino de Avalokitesvara y su consorte. Ella tiene muchos aspectos y personalidades distintos, que están representados por Taras de distinto color (Tara Verde, Tara Blanca, Tara Roja, Tara Azul y Tara Amarilla). Tara Blanca es cariñosa y muy servicial, ayuda a incrementar la esperanza de vida y, si la llamas, te proporcionará longevidad. Además, ella trae la iluminación, es suave, serena, paciente, cariñosa, cálida y maternal, es la esencia de la pureza enfrentándose a los problemas con la oración y manteniendo una concentración constante en la belleza del amor divino. Sus ojos rebosan gratitud, alegría y amor. Ella sólo siente y ve amor, de modo que eso es lo que aparece en su presencia.

Al manifestarse Tara Blanca dice: “Estoy aquí para transformar los corazones de las personas, alejándolas de la tendencia a preocuparse. Amo y soy feliz, y esto tiene un efecto tranquilizador en las personas cuyas vidas toco. Es un placer para mí repartir alegría a lo largo y a lo ancho”.

Tara es el Principio femenino de liberación, perfección de la sabiduría, madre de los budas, protectora del Tibet, Tara es la mayor dama-yidam del panteón tibetano. Según la leyenda, Tara la bodhisatva habría nacido bajo los rasgos de la princesa “Luna de sabiduría”, que decidió hacerse monja. Los monjes le aconsejaron orar para obtener un renacimiento más propicio en un cuerpo masculino. Ella les respondió que en la realidad última, no existen ya ni hombre ni mujer así como no existen el “yo” y el “mío”, e hizo voto de continuar manifestándose en un cuerpo de mujer para ayudar a todos los seres, hasta que el océano de la existencia samsárica se seque.

 

OM TARE TUTTARE TURE MAMMA AYUR PUÑE GYANA PUSTHIM KURU SOHA

El mantra de Tara Blanca hace desarrollar el aspecto femenino que cuida al ser para que su salud sea estable y supere cualquier tipo de impedimento hacia la longevidad. Es una inyección de vitalidad, de alegría, de estabilidad y de incremento. El sonido de la recitación de este mantra hace a la mente entrar en un estado despierto y vital, que le permite superar las deficiencias ocasionadas por los desgastes de cualquier ser en crecimiento.
Es como una luz blanca y pura que reestablece y reconstituye célula por célula, órgano por órgano, pensamiento por pensamiento, todo nuestro ser. Nos conecta con lo que somos para desde ahí recuperar todo lo perdido.

Siéntate en silencio, respira profundamente y medita sobre el color azul celeste y medita en Tara Blanca, canta su mantra para desarrollar las cualidades de Tara Siéntete cómo te llenas de un amor, una alegría y una compasión desbordantes.

 

 

Dev Mukh Singh (Francisco Rangel)

Psicólogo holointegrativo  y Maestro de Kundalini Yoga y Meditación

Ponte en contacto conmigo y con gusto resolveré tus dudas, escríbeme a escuelanandayoga@gmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply