kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen



Home » Bienvenida » Te cuento…

Había una vez… personas que lucharon por aquellos anhelos que

su alma dictaba, que nada logró interponerse en el camino a la

realización y que pasaron a la historia a través de sus hazañas.

Fueron tan increíbles que se volvieron mitos, leyendas, cuentos y con

el paso del tiempo se convirtieron en “historias de hadas” (increíbles

de creer).

Personalmente, pienso que estos cuentos existen porque a través

de ellos las personas pueden entender mejor su realidad, pero ¿que

pasaría si por un momento les otorgamos el beneficio de la duda y

creemos que estas historias fueron una vez protagonizadas por seres

de carne y hueso?

Screen Shot 2013-05-22 at 14.23.22

No me parece tan descabellada la historia de aquella chica que tuvo

que trabajar duro, luchando contra burlas y humillaciones por su

condición social, realizando un esfuerzo sobre humano para poder

asistir a un baile (una gratificación ante su opresora situación) y

aunque tuviera que irse antes de las 12 campanas, lo hizo dejando

a su paso una esperanza para aquel chico que espera encontrarla

de nuevo. No es increíble aquella historia sobre dos personas tan

diferentes, una de ellas inclusive considerada un monstruo en

apariencia, en la que una hermosa mujer dejó a un lado cualquier

prejuicio o escrúpulo para enamorarse de “una bestia” como lo

llamaban los demás, pero que para ella fue el ser en el cual encontró

amor.

Ó ¿qué me dicen de aquella mística criatura? Que sacrificó su

naturaleza para ser algo completamente nuevo y distinto, dejando

su hogar y el lugar a donde pertenecía para ir en la búsqueda de

lo que su corazón más anhelaba, aunque esto le costara dejar de

ser una sirena y convertirse en un humano. Y es absolutamente

enternecedora aquella historia de la chica que custodiada por el

dragón de sus temores e ilusiones, espera dormida a que la verdad la

despierte y le revele una nueva oportunidad de vida.

Cada uno de estos cuentos guarda dentro de ellos el vivir diario de

cada uno de nosotros, ¿Porque han pasado a ser cuentos de hadas, si

en cada una de estas historias se encuentran nuestras propias luchas

diarias? La diferencia está en que en ellas, hay un final feliz que se

basa en el éxito de virtudes como la bondad, la compasión, la justicia

y la misericordia pero sobre todo, en el amor así mismo, a otro, a la

propia realización.

Creo que es por eso que se convirtieron con el tiempo en cuentos

fantásticos, porque la virtud de creer se nos va desgastando con

el paso de los actos que cometemos, presenciamos en nuestra

dinámica existencial situaciones que ponen en juego la fe en nuestras

propias capacidades, y al no obtener los resultados que teníamos

como expectativas, nos invade una apatía que nubla nuestros

pensamientos positivos de volver a intentarlo. Entonces historias

en las que el espíritu triunfa sobre cualquier dificultad, nos parecen

imposibles de creer.

Jamás hay que olvidar que la fuerza de las heroínas y héroes de los

cuentos de hadas residía precisamente en aquello que no se cansa

nunca de luchar: El espíritu

Y ¿saben porque terminan todos en: “vivieron felices para siempre”?

Porque al vivir luchando, al vivir creyendo, al vivir trabajando para

lograr la realización así es como uno recuerda su vida justo antes de

trascender: viviendo felices para siempre.
Screen Shot 2013-05-22 at 14.19.58

Moisés Schiaffino
moy.schiaffino@hotmail.com

Artículos Relacionados:




Leave a Reply