kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen kimsin sen



Home » Bienvenida » Venado Sagrado

Cada región en el mundo tiene sus historias y leyendas que mantienen el recuerdo de lo que somos a través de un legado de tradiciones, rituales, creencias y religiones. La cultura mexicana posee un legado de tradición en la que hace recordar a la humanidad entera el origen de una cultura que trascendió y evolucionó dejando su legado a las nuevas generaciones; legado muchas veces olvidado por invasiones y conquistas, pero pese a todo ha permanecido en la sangre de toda una raza que ha buscado su trascendencia, libertad e independencia social y espiritual desde siempre.

simbolo
Esta es una historia donde va implícita toda serie de simbolismos y significados. Que la Disfruten. Cuentan los ancianos, que hace mucho, mucho tiempo en la sierra huichola se reunieron los abuelos para platicar de la situación en la que se encontraban. Su gente estaba enferma, no había alimentos, ni agua, las lluvias no llegaban y las tierras estaban secas. Decidieron mandar de cacería a cuatro jóvenes de la comunidad, con la misión de encontrar alimento y traerlo a su comunidad para compartir fuera mucho o poco. Cada uno representaba un elemento, es decir el fuego, el agua, el aire y la tierra. A la mañana siguiente emprendieron el viaje los cuatro jóvenes, cada uno llevando su arco y su flecha. Caminaron días enteros hasta que una tarde de unos matorrales saltó un venado grande y gordo. Los jóvenes estaban cansados y hambrientos, pero cuando vieron el venado se les olvidó todo; comenzaron a correr detrás de él sin perderlo de vista. El venado veía a los jóvenes y se compadeció. Los dejó descansar una noche y al día siguiente los levantó para seguir con la persecución. Así transcurrieron semanas hasta que llegaron a Wirikuta (desierto de San Luis Potosí y camino sagrado de los huicholes). Estaban justo en la puerta al lado del cerro de las Narices, en donde habita un espíritu de la tierra y vieron al venado que brincó en esa dirección. Ellos juraban que se había ido por ahí, lo buscaron pero no lo hallaron. De pronto uno lanzó una flecha que fue a caer en una gran figura de venado formada en la tierra de plantas de peyote. Todas juntas brillaban con el sol, como esmeraldas mirando a una dirección. Confundidos los jóvenes con lo sucedido, decidieron cortar las plantas que formaban la figura del venado (marratutuyari) y llevarlas a su pueblo. Después de días de camino llegaron a la sierra huichola donde los esperaba su gente. Se presentaron de inmediato con los abuelos y contaron su experiencia. Comenzaron a repartir el peyote (híkuri) a todas las personas que después de un rato los curó, alimentó y les quitó la sed. Desde ese momento los huicholes veneran al peyote que al mismo tiempo es venado y maíz, su espíritu guía. Así cada año, hasta nuestros tiempos, siguen andando y peregrinando, manteniendo viva esta ruta de la sierra huichola hasta Wirikuta, para pedirle al Dios de la lluvia, sustento y salud para su pueblo.
venadoazul
Pampariusi (gracias en la lengua Wirarika).

Dev Mukh Singh (Francisco Rangel)
Psicólogo holointegrativo y Maestro de Kundalini Yoga y Meditación

Artículos Relacionados:




Leave a Reply